Propiedades medicinales, usos mágicos y cultivo de la hierbabuena

Una de las plantas más conocidas del hogar es la hierbabuena, que inunda nuestros huertos, jardines y terrazas creciendo por cualquier rincón en el que se den las condiciones apropiadas. Por ello, ha sido una planta muy utilizada desde la antigüedad. ¿Quieres conocer sus propiedades medicinales y sus aplicaciones mágicas, así como algunos consejos sobre su cultivo? En esta entrada encontrarás toda la información que buscas.

Nombre científico: Mentha spicata 
Nombre común: Hierbabuena 
Familia: Lamiáceas 

¿Cómo identificarla? 

La hierbabuena es una herbácea aromática que alcanza un tamaño entre 30 y 50 cm de altura. Sus tallos tienen sección cuadrangular y son muy ramificados, formando una mata densa que brota un extenso sistema radicular. Las hojas son pecioladas, opuestas y con forma lanceolada, con el ápice agudo y los márgenes frecuentemente dentados, además de algo tomentosas por el envés. Las flores aparecen formando inflorescencias terminales en forma de espiga de hasta 8 mm, con un color variable desde blanquecino hasta malváceo. 

El cultivo de la hierbabuena 

La hierbabuena es una planta muy fácil de cuidar. Agradece exposiciones soleadas y también crece muy bien en semisombra con mucha luz, pero en el primer caso desarrollará una mayor concentración de aceites esenciales. Esta planta es propia de climas templados, aunque si los inviernos son fríos suele perder las hojas, rebrotando sin problemas en primavera. El mejor suelo para esta planta es un sustrato orgánico, rico en humus y ligeramente húmedo, pero no encharcado. Si crece demasiado, puede cortarse a ras durante el verano y aprovechar sus tallos para propagarla por esquejes. También pueden secarse y almacenarse para hacer infusiones el resto del año. 

Usos básicos en fitoterapia 

La hierbabuena es una planta muy conocida, ya que sus aplicaciones abarcan desde la gastronomía hasta la aromaterapia, pasando por la perfumería y la fitoterapia. 

En cuanto a sus usos fitopáticos, contiene diversos principios activos, siendo el más importante el mentol, un analgésico que actúa a nivel nervioso en zonas doloridas aliviando el dolor, como antiespasmódico y relajante. Sin embargo, una de las aplicaciones básicas de la hierbabuena es su uso para combatir los problemas digestivos, como indigestión, flatulencias, dolores abdominales o cólicos estomacales debido a sus propiedades antiespasmódicas y carminativas. También es frecuentemente utilizada en problemas respiratorios leves, ya que contiene componentes expectorantes. 

Por otro lado, parece ser que algunos compuestos que se hallan en esta planta, posee un efecto antiandrogénico, con lo cual, disminuye la cantidad de testosterona en sangre, siendo útil para combatir el hirsutismo. 

El poder antiséptico de su aceite esencial lo ha llevado a ser usado en formulaciones de dentífricos y lociones bucales, aportando además sensación de frescor y un agradable aroma. 

En cuanto a los usos de perfumería, la hierbabuena es usada como nota de salida herbal, la cual puede olerse nada más aplicar el perfume, pero su duración es muy breve. Sin embargo, con notas cítricas da lugar a aromas muy frescos, característicos de las aguas de colonia. 

La ingestión de la hierbabuena debe estar limitado a niños menores de 3 años de forma y a mujeres embarazadas. Su uso aromático tanto en aromaterapia como en perfumería no suele ser problema. 

Usos mágicos de la hierbabuena

La hierbabuena se ha utilizado desde tiempos inmemoriales para una gran cantidad de trabajos mágicos debido a la gran cantidad de virtudes que le han sido atribuidas: sanación, amor, deseo sexual, viajes, protección… 

Uno de los usos mágicos más habituales es en el trabajo con espíritus. Scott Cunningham, en su Enciclopedia de las Hierbas Mágicas, afirma que la hierbabuena fresca atrae a los buenos espíritus y favorece el contacto con ellos, mientras que si se hace una mezcla de agua, sal, hierbabuena, mejorana y romero, se obtendrá un poderoso preparado que permitirá expulsar todos los males de un lugar. Nosotros recomendamos añadir a esta mezcla un puñado de hojas de ruda y salva para potenciar sus efectos. 

Además, su presencia aumenta las vibraciones psíquicas de un lugar, lo cual la convierte en una planta muy útil para aquellos que trabajen con espíritus, guías y otras entidades. Para ello, simplemente basta con colocar unas cuantas ramitas de hierbabuena fresca en el área donde vayamos a trabajar. 

Finalmente, el verde intenso de sus hojas ha hecho de esta planta una de las más utilizadas en hechizos, rituales y saquitos destinados a temas económicos, de prosperidad y abundancia. 



Nuhmen Delos y Heru Palas. 


Nota importante: Este artículo es meramente informativo y jamás deberá sustituir el consejo de un médico u otro especialista. El uso fitopático de esta planta es responsabilidad exclusiva del lector. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar. 

[Imágenes procedentes de internet]

No hay comentarios:

Publicar un comentario