Los Sabbats: Las ocho festividades de la Rueda del Año

La Rueda del año simboliza el ciclo anual que refleja la sucesión de las estaciones y contiene las celebraciones sagradas que las conmemoran. En ella encontramos ocho festividades, llamadas Sabbats, que describen los procesos de involución, evolución y cambio que pueden apreciarse a muy distintos niveles de la existencia.

Tanto en la Wicca como en otros muchos senderos dentro del Paganismo, los procesos naturales se contemplan como un ciclo continuo de crecimiento, madurez, plenitud, decadencia, muerte y renacimiento, tal y como puede observarse en la vida de cualquier ser vivo y también a lo largo del paso de las estaciones. Este ciclo anual de cambio continuo suele ser representado por una rueda o un círculo, de ahí el nombre de Rueda del año. 


Las ocho festividades de la Rueda del Año son conocidas como Sabbats. Son momentos de celebración y abundancia en los que se festeja el avance de las estaciones y se veneran los cambios que se producen en la naturaleza. Todos ellos son días sagrados que tienen un intervalo entre ellos de seis semanas y media, teniendo cada uno un significado y características distintos.

Para ilustrar estas festividades y hacerlas más comprensibles, los paganos utilizamos una pequeña historia alegórica acerca de la vida, muerte y renacimiento del Dios y las etapas de la vida de la Diosa para explicar los cambios en el entorno, la sucesión de las estaciones y el giro de la Rueda. En ella, la Diosa da a luz al Dios y lo acompaña a lo largo de su vida, amamantándole, viéndole crecer, enamorándose y uniéndose a él, y finalmente acompañándole hasta el final de sus días, cuando queda viuda en espera de su posterior renacimiento en un nuevo giro de la Rueda.

Los ocho Sabbats de la Rueda del año se dividen en dos grupos: Los Sabbats mayores (Samhain, Imbolc, Beltane y Lughnasadh), que son aquellos donde las energías de cada una de las cuatro estaciones se encuentra en su punto máximo de poder, y los Sabbats menores (Yule, Ostara, Litha y Mabon), que coinciden con los equinoccios y los solsticios, marcando así el comienzo de una determinada estación del año. Además, en este ciclo de continuo cambio se tienen muy en cuenta las mareas energéticas que se suceden a lo largo de todo el año, conocidas como los períodos de Involución y Evolución, diferenciándose así la mitad iluminada del año, que abarca de mayo a octubre, y la mitad oscura del año, que abarca de octubre a mayo. 

Tradicionalmente, se ha considerado que los Sabbats mayores son de carácter lunar y los menores de carácter Solar. Esto es debido a que algunos de ellos tienen su origen en las celebraciones celtas, cuyo calendario es solar-lunar y estaba diseñado para alinear las lunaciones con el ciclo agrícola. Teniendo esto en mente, se afirma que los Sabbats mayores son lunares es porque los celtas los celebraban coincidiendo con las Lunas llenas. Es decir, Imbolc, Beltane, Lughnassadh y Samhain no estaban ligados a los días a los que están ahora, sino que históricamente se celebraban durante la Luna llena, coincidiendo con lo que ahora consideraríamos los Esbats de febrero, mayo, agosto y noviembre. Por otro lado, los Sabbats menores se vinculan al Sol por encontrarse éste en una posición astronómica muy concreta y desde siempre han tenido una fecha fija de celebración basada en los equinoccios y solsticios, tal y como ocurre, por ejemplo en Litha, cuando alcanza su máxima altura en el firmamento, coincidiendo a su vez con el solsticio de verano, que es el día más largo del año. 

La siguiente tabla recoge, a modo de síntesis, la información básica acerca de las fechas de celebración de cada Sabbat en cada uno de los Hemisferios de la Tierra.

Sabbat
Hemisferio Norte
Hemisferio Sur
Tipo
Fase del año
Samhain
31 Oct-1 Nov
30 Abril-1 Mayo
Mayor
Fase Oscura
Yule
20-23 Diciembre
20-23 Junio
Menor
Imbolc
1-2 Febrero
1-2 Agosto
Mayor
Ostara
20-23 Marzo
20-23 Septiembre
Menor
Beltane
30 Abril-1 Mayo
31 Oct-1 Nov
Mayor
Fase Luminosa
Litha
20-23 Junio
20-23 Diciembre
Menor
Lughnasadh
1-2 Agosto
1-2 Febrero
Mayor
Mabon
20-23 Septiembre
20-23 Marzo
Menor

Nuhmen Delos ~

Esbat de Luna llena - Octubre

Octubre es el mes en el que los vientos soplan al amanecer mientras las calles se inundan de hojas procedentes de las ramas de árboles, ahora desnudas. Las noches rápidamente acaban con el día, las temperaturas comienzan a descender en picado y todo parece aquietarse a nuestro alrededor, originando una atmósfera de decadencia.

Cierto aire siniestro flota en el ambiente, recordándonos que la muerte está más presente que nunca entre nosotros, por lo que son días muy adecuados para honrar y trabajar con aquellos que han partido y prepararnos para la oscuridad que se avecina. Vamos qué podemos hacer durante nuestro ritual de Luna Llena.


¿Qué podemos hacer en octubre para celebrar para nuestro ritual de Luna Llena?

Montar un altar para los Ancestros. Busca algunas fotos y pertenencias de los seres queridos que ya no están contigo para crear un altar con el que trabajar con tus ancestros durante estos días. Una vela permanentemente encendida puede ser una fantástica ofrenda con la que iluminar su recuerdo.

Recordar historias. Un conocido dicho afirma que nadie muere mientras se le recuerde. Reúnete con tu familia y amigos durante este plenilunio para volver a contar las anécdotas e historias familiares, recordando los buenos momentos pasados con los seres vivos que ya no están con nosotros. De esta forma, volverán a estar entre nosotros.

Tallar calabazas. A finales de octubre tienen lugar las festividades de Samhain y Halloween, su variante más comercial. ¿Por qué no comenzar a preparar la celebración algunos días antes decorando nuestro hogar con calabazas talladas? Su tenue luz y el olor que desprenden aportarán un ambiente mágico en casa.

Trabajar con deidades asociadas a la muerte. Uno de los grandes misterios de la existencia es la muerte y todo lo que le rodea. ¿Por qué no trabajar con algunas deidades relacionadas con este tema para comprenderlo mejor? Anubis, Hela, Hades, Ereshkigal, Hades, Morrigan, Plutón, Neftis, Osiris y Freyja son buenas posibilidades.

Buscar un nombre propio para esta Luna. Asociados a cada plenilunio hay muchos nombres que varían según la zona, las costumbres y las tradiciones. La luna Llena de octubre es muy conocida como la Luna del Cazador, la Luna de la Sangre o la Luna de los Espíritus. ¿Te animas a buscarle un nombre personal? 

Nuhmen Delos.

Reseña - Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self, de Sandra Ingerman

Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self, que puede traducirse como Recuperación del Alma: recomponiendo el Yo fragmentado, es un libro de Sandra Ingerman, una reconocida autora de obras centradas en el chamanismo y la conexión con la Tierra. Su trabajo le ha llevado al reconocimiento de ser una de las 10 mejores líderes espirituales de 2013 por la revista Spirituality and Health Magazine.

La temática de este libro gira en torno a la fragmentación del alma, un proceso que afecta a buena parte de la población actual y que acarrea problemas como traumas, bloqueos o miedos de un hecho pasado que se materializan en el presente. A lo largo de la obra, Sandra Ingerman comenta las posibles causas y efectos de la pérdida de fragmentos del alma para luego centrarse en el proceso de recuperación del alma, explicando cómo llevarlo a cabo y qué ha de tenerse en cuenta durante la ceremonia.

Esta obra se encuentra estructurada en tres partes. Para comenzar, se analizan conceptos básicos relativos a la pérdida del alma y su recuperación, así como el proceso de búsqueda de los fragmentos perdidos. Después, la autora se centra en la técnica y detalla varios casos en los que se hace necesario aplicar una recuperación de alma, además de añadir algunas técnicas relativas a situaciones más complejas, como ocurre con el robo de fragmentos del alma. La última parte de este libro está centrada en las vivencias tras la ceremonia. En ella, se analizan los efectos de la recuperación del alma en las personas, se comentan algunos casos de cómo los pacientes mejoraron sus relaciones con los demás y se incluyen algunos consejos para aplicárselos a uno mismo tanto si se es sanador que lleva a cabo la ceremonia, como si se es un paciente dispuesto a recibirla.

De Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self hay algo muy importante que destacar, y es la enorme cantidad de ejemplos y casos prácticos que la propia Sandra Ingerman ha vivido. Narrados en primera persona, explica las dificultades que a veces ha tenido y cómo actuó en cada caso, resultando muy útiles para el lector que busca conocer los entresijos del proceso de recuperación de alma. Al combinarse el contenido teórico del libro con las propias experiencias de la autora, la lectura de esta obra se hace especialmente interesante y amena. Así, el lector encontrará esta obra especialmente novedosa, ya que ésta apuesta por un contenido centrado en la persona y su bienestar físico, mental y espiritual, algo muy a tener en cuenta cuando se está realizando una sanación tan íntima y personal como es la recuperación de alma.

En definitiva, si eres un practicante de la senda chamánica y quieres conocer en profundidad los detalles de la ceremonia de recuperación de alma, no dudes incluir este fantástico libro en tu biblioteca mágica. La información contenida en él aporta mucho al lector y está especialmente bien explicada.

Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self tiene 240 páginas, está publicada por la editorial HarperCollins Publishers, su ISBN es 9780062504067 y puede encontrarse por unos 12€. El índice del libro, para todos aquello que puedan estar interesados en los contenidos del mismo, es el siguiente:

Introducción

Parte I: El Alma y la pérdida del Alma
Capítulo 1: Pérdida del Alma
Capítulo 2: Recuperación del Alma
Capítulo 3: Rastreando Almas perdidas

Parte II: La búsqueda
Capítulo 4: Cuestión de técnica
Capítulo 5: Ejemplos clásicos de recuperación del Alma
Capítulo 6: La comunidad
Capítulo 7: Cuando las Almas han sido robadas

Parte III: Bienvenido a casa: Sanando a través de la plenitud
Capítulo 8: Efectos de la recuperación del Alma
Capítulo 9: Relaciones y cuestiones sexuales
Capítulo 10: La vida tras la recuperación del Alma
Capítulo 11: Preparación para el regreso de tu propia Alma

Epílogo
Apéndice A: La enfermedad desde una perspectiva chamánica
Apéndice B: Talleres de entrenamiento chamánico